Baños de montemayor

Hasta el año 1999 fueron muchos los historiadores y escritores que citaban el origen del Balneario de Baños de Montemayor, la antigua “Aquae Caprense”, conocido también como Baños de Béjar y Baños de Montemayor en la época de dominación de estos territorios por los romanos y más concretamente en momentos republicanos, lo que le daba una cronología de las más antiguas de la Penísula Ibérica.

Estas circunstancias han dotado al Balneario de Baños de Montemayor de una base histórica admirable y de paso a bañistas, visitantes y estudiosos del tema termal de un lugar excepcional para posibles investigaciones.

Al igual que ocurriera con otros recintos termales de gran importancia en Europa, Baños de Montemayor seguiría utilizándose en épocas posteriores, favorecidos éstos por la vía de comunicación que fue durante siglos la “Ruta Vía de la Plata” y posteriormente la N-630, que une el sur y norte de Extremadura y las vecinas Comunidades de Castilla-León y Andalucía.

Modificaciones de importancia y paulatinas ampliaciones de considerable coste se darían en los siglos XIX y XX, obteniendo como resultado un atractivo y acogedor Balneario, junto al cual se construyó, a principios de la segunda década del siglo XX, un magnífico hotel que lleva el mismo nombre del Balneario.

El encanto del edificio “antiguo”, totalmente reformado, se ha realizado conservando las estructuras anteriores y construyéndose nuevas salas para baños, masajes, parafangos, aerosoles, piscinas etc, en un ambiente que nos recuerda el más clásico mundo termal de época romana.

Alange | El Raposo | Fuentes del Trampal | San Gregorio | Valdefernado