LA BANDERA DE EXTREMADURA

La bandera extremeña está formada por tres franjas horizontales iguales: la superior, de color verde, la central blanca, y la inferior, negra. 

Estos colores tienen una explicación histórica:
el color verde era el color emblemático de la Orden de Alcántara, cuyos territorios y encomiendas se extendieron por gran parte de las provincias de Badajoz y Cáceres. 
El color blanco era utilizado en el pendón real de los monarcas leoneses y castellanos que reconquistaron la región, incorporándola a Castilla. 
El color negro se tomó del estandarte de los reyes Aftásidas de Badajoz, que crearon un gran reino musulmán sobre la mayor parte de Extremadura, en el siglo XI, y aportaron un esplendor literario y cultural como nunca antes fue conocido.