LOS CARNAVALES DE MONTÁNCHEZ

Los Carnavales de Montánchez se remontan en el tiempo, su origen, es uno de los más antiguos de España. La tradición se ha mantenido viva al paso de los años sin que circunstancias políticas y otros problemas haya podido suspender una fiesta fiel a su tradición.

El Carnaval de Montánchez
lo distingue la máscara del "Jurramacho", que consiste en vestirse con ropas dispares para cubrir el rostro y el cuerpo. Con ello se busca la transformación de la persona, distorsionando la imagen y creando la mascara por excelencia. Puesto el disfraz se cambia la voz, o se usa con falsete y se conversa con todos, produciéndose situaciones muy divertidas entre los participantes del carnaval.

Éste es el carnaval de la relación humana, del contacto entre personas, y no del disfraz, que aquí sí es un mero instrumento, al servicio de la mascara.

Los Carnavales de Montánchez, son una una fiesta original, diferente a cualquier otra. Todas las personas independientemente de su procedencia, son bien acogidas por los hospitalarios habitantes, nadie se siente extraño, porque las máscaras, estés o no disfrazado, te envolverán con sus chanzas y ocurrencias creando momentos entrañables y de sana diversión.