La Encamisá
Torrejoncillo - CÁCERES - Noche del 7 al 8 de diciembre

Varias son las leyendas que nos aproximan al origen que pudo tener la actual fiesta de La Encamisá, en la población de Torrejoncillo.
En todas ellas aparece la milagrosa intercesión de la Virgen Inmaculada, que consigue salvar la vida a los naturales de este pueblo, que se encontraban en peligro disputando alguna batalla u otras situaciones extremas.

También es común en las leyendas, el uso que de las sábanas blancas realizan sus habitantes para camuflarse y salir adelante de las situaciones complicadas.

Con estos antecedentes, y en homenaje a la Inmaculada, la noche del día 7 de diciembre numerosos jinetes cubren sus cuerpos con sábanas blancas, adornadas con estrellas y la imagen de la Virgen Inmaculada y recorren las calles del pueblo tras recoger un farol que les ofrece el mayordomo de la fiesta.

Miles de disparos de fogueo y gran repique de campanas suenan cuando el Estandarte de la Virgen sale de la Iglesia Parroquial, iniciándose así una multitudinaria procesión, en la que participan toda la población y cientos de jinetes a caballo, que exaltan y vitorean a la Virgen, entre el ensordecedor sonido de las salvas.

Los mejores momentos

La salida del Estandarte de la Virgen desde la Iglesia Parroquial y posterior procesión.