Los Barruecos
fueron declarados Monumento Natural en 1996 y se integra en la Red de Espacios Naturales de Extremadura en 1998.
Los extensos llanos que se extienden sobre gran parte de los terrenos comprendidos entre Brozas y Trujillo, asentados sobre la penillanura cacereña, aparecen salpicados en algunos enclaves por afloramientos de bloques de granito, pero pocos tan espectaculares como Los Barruecos.
El entorno del Monumento Natural cuenta con zonas de pastizales y de cultivos, así como encinares aislados, que aportan mayor valor a la zona.
El espacio protegido se encuentra en su totalidad en el término municipal de Malpartida de Cáceres y ocupa una superficie de 319 ha.
Dispone de un Centro de Interpretación situado en las proximidades de la Charca del Molinillo, en que se exponen las principales particularidades geológicas, botánicas y faunísticas del espacio, así como otros aspectos relacionados con la presencia del hombre en Barruecos.
Justo al lado del Centro existe un molino restaurado, que conserva perfectamente la presa que le suministraba agua así como la maquinaria de funcionamiento, siendo también visitable por el público.