El Parque Nacional de Monfragüe fue el primer espacio protegido de Extremadura, siendo declarado como Parque Natural en 1979. Su rápida declaración fue motivada por las grandes amenazas que en aquellos años hacían peligrar al que ya se consideraba uno de los enclaves más valiosos de la Península Ibérica. La construcción de las grandes presas en el Río Tajo y Río Tietar, con la consiguiente destrucción de la vegetación de sus sotos fluviales y riberas, así como las masivas repoblaciones con eucaliptos durante los años 70, amenazaban la conservación del principal reducto de varias especies en peligro de extinción y una de las áreas de vegetación mediterránea mejor conservada.
En 1991, fue también clasificado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) por la importancia de sus poblaciones, especialmente de las rapaces.
En 1999, en cumplimiento de la Directiva de Hábitats (43/92/CEE) Monfragüe se incluyó en la propuesta de Lugares de Interés Comunitario (LIC), para incorporarse en la futura Red Natura 2000.
Del 800-2500 a. de C.: El hombre prehistórico habita estas tierras abundantes en agua, caza, pesca y frutos. Prueba de ello son las pinturas rupestres de la cueva del Castillo.
900 al 200 a. de C.: Los pueblos prerromanos (íberos y celtas) instalan sus castros en las cumbres de estas sierras.
200 a. de C. 300 d. de C.: Los romanos extienden la agricultura y la ganadería, construyen algunas fortificaciones en lo alto de las sierras y se asientan en las villas próximas al Parque. Vestigios suyos son algunos puentes, tumbas y, es posible, que la base de piedra de la calzada..............
(Sigue en el link "El medio")