Cuentan de Badajoz que es la gran desconocida, las grandes extensiones de comarcas como la Siberia y la Serena pueden hacer pensar en inhóspitos paisajes. Nada más lejos de la realidad. Siguiendo la huella de ríos como el Guadiana y el Zújar, descubriremos hermosos embalses como el Cijara, García Sola, Orellana, La Serena, Zújar, verdaderos lagos para gozo de pescadores, aficionados a los deportes náuticos y amantes de la fauna y la esplendida naturaleza de estos parajes

La Provincia de Badajoz sorprende siempre al viajero. Sus contrastes de amarillos y ocres de sus tierras en verano y los milagrosos verdes de la primavera la hacen hermosa en cualquier época del año. Pueblos de sonoros nombres como Zafra, Olivenza, Azuaga, Jerez de los Caballeros, Zalamea, Magacela, Medellín, Alburquerque, La Puebla, Talarrubias y tantos otros, separados por kilómetros pero unidos en historias y tradiciones, leyendas y piedras construidas por los siglos.

Nos esperan grandes tesoros culturales en Las ciudades de Mérida, la Emérita romana, capital de Extremadura y Badajoz, que recibe al viajero desde su Alcazaba árabe anclada a orillas del Guadiana.