Recorrer en libertad los espacios naturales extremeños a lomos de un caballo es una de las posibilidades que encontrará el viajero en esta Comunidad.

Las ofertas son variadas. Desde recorrer la tradicional ruta de la trashumancia durante dos días acompañando al ganado en la búsqueda de pastos, o realizar rutas más cortas e igual de interesantes, hasta las excavaciones en un asentamiento vetón o descender al río Almonte disfrutando de los paisajes de la dehesa extremeña.

Bajo la mirada del Almanzor, en Gredos para encontrarse en los parajes de Monfragüe recorriendo la Cañada Real soriana, y parte de la Ruta de la Plata.

A caballo también puedes acercarte a Guadalupe,
a las Hurdes o hacer la ruta de Carlos V y recorrer el Valle del Jerte y la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos. Hacer la ruta de "El Cordel" por el Valle del Ambroz.

Caminando hacia el sur de la comunidad Extremeña recorrer a caballo la ruta de los embalses o adentrarte en los parajes de la Sierra de Pela conociendo hermosos pueblos pacenses de la Siberia y la Serena