La Sierra de San Pedro se clasifica como Zona de Especial Protección para las Aves en 1989. Es incluida en la Red de Espacios Naturales Protegidos con la figura de Zona de Especial Conservación en 1998
La Zona ocupa la mayor parte de las formaciones montañosas de la Sierra de San Pedro, que conforman junto a la Sierra de Montánchez y el macizo de Villuercas, el arco invertido que establece la línea divisoria entre las cuencas de los ríos Guadiana y Tajo. El núcleo central de este extenso espacio protegido está constituido por sierras de mediana o baja altitud orientadas hacia el noroeste, que destacan al estar rodeadas por terrenos de escasa elevación, como es el caso de los Llanos de Brozas y Cáceres.
El límite más oriental se encuentra en la Sierra de Enmedio, en las proximidades de Cordobilla de Lácara, continuando con las Sierras de los Pajonales, Sierra del Aljibe y Sierra de la Umbría, entre las localidades de Aliseda, Alburquerque, Herreruela, Salorino y Puebla de Obando. El límite oeste, casi en la frontera con Portugal, se sitúa en la Sierra de Santiago, en la localidad de Santiago de Alcántara. La zona menos abrupta del espacio se encuentra en el suroeste, coincidiendo con las dehesas sobre terrenos suavemente alomados del valle del Río Zapatón y del embalse de Peña del Águila, en Villar del Rey.
Se trata de uno de los espacios protegidos de mayor superficie y las 115.032 ha que ocupa se reparten entre los términos municipales de Badajoz, Villar del Rey, Alburquerque, San Vicente de Alcántara, Valencia de Alcántara, Santiago de Alcántara, Salorino, Herreruela y Aliseda.