La Vía de la Plata, La Via Lata o Iter ab Emérita Asturicam, utilizada por los romanos como camino para la colonización y dominio. Ruta empleada para guerras contra vetones, iberos y astures, pero también de intercambio y trasiego de mercancias y explotación de los metales. Posteriormente utilizada por los musulmanes que ampliaron ramales de comunicación y transporte y ya en el siglo XIV fuera convertida por el Concejo de la Mesta en cañada real.

Este mestizaje de culturas durante siglos han convertido la Vía de la Plata en un recorrido que vertebra en los dos sentidos el ocidente de la península, con un legado cargado de historia, cultura, tradiciones y llena de grandes acontecimientos. La Vía de la Plata ofrece a todo aquel que la recorra un mágico entorno de paisajes y enclaves ecológicos además un rico y diverso patrimonio monumental, etnográfico y arqueológico que la convierten en un singular museo abierto en el que destacamos dos ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad, Cáceres y Mérida.

En estas páginas pretendemos destacar las mejores opciones turísticas que posee la Ruta Vía de la Plata para aquellos visitantes que deseen recorrerla al completo o bien realizar uno o varios tramos del total del recorrido, que dividimos en cinco etapas a iniciar por el norte en Baños de Montemayor para finalizar en Monesterio.
Quien tenga ocasión de realizar la Ruta entenderá por qué Extremadura es tierra de gente tolerante y abierta siempre dispuesta a compartir.